Tenía muchas ganas de hacerlo pero nunca, jamás imagine que fuera hoy a las cuatro. Hoy, por orden de catastro, no puedo volver a vivir aquí, nunca jamás literalmente, como lo venia haciendo por mas de 20 veinte años. Afortunadamente me dejaron las cosas tal y como estaban, el mismo desorden y hasta el mismo sofá. Me dejaron el arbolito que con tanto esmero lo hago cada diciembre. Me dejaron también mis libros, el vhs, el dvd de Depeche Mode y también la cama aunque me hubiera gustado que se llevaran ese colchón que ya va siendo hora de cambiar. Me dejaron mis juegos de mesa, mi ropa, el farolito que quedo por encender.

Los cd de videos ochenteros, el asiento ese que sirve para acostarse, la mesa de computador donde a veces escribo, los doscientos y pico de diskette que ya no sirven para un carajo, la raqueta de squash, los 8 metros de cable coaxial que sobraron cuando quitaron la parabólica también me lo dejaron.

Lo único que se llevaron técnicamente fue la placa de la casa, porque es imposible retirarla y de puros malos la cruzaron con tinta roja. Así es la vida, me sacaron sin remordimiento de la cuadra de la 37 para dejarme ahora en la cuadra de la 52.

No hay mal que por bien no venga, dicen.

Jamiroquai - Travelling without moving.mp3 (1996)


Arreglado por Knino